Alpes

Alpes

sábado, 14 de abril de 2012

Volviendo a su reino

Hacia rato que no llovía, aunque el cielo seguía nublado y amenazando volver a empezar de nuevo, pero ya solo queríamos terminar de leer el relato y saber el final de la aventura, por lo que demoramos la salida un poco mas.

Jimena y rodrigo se levantaron sin ninguna prisa, desayunaron copiosamente preparándose para lo que les esperaba, abrir ruta desde villarrobledo hasta sevilla.
Se dirigieron por carretera en busca del tomelloso y un poco antes de llegar se desviaron por pistas que discurren por en medio de viñedos, que contrastre al estar acostumbrados a circular por pistas rodeadas de cultivos de cereales que es lo que abundan por los territorios de su reino.

 Se encontraron algún camino cortado por cadenas, pero supieron buscar pasos alternativos, llegaron a las lagunas de ruidera y prosiguieron su caminar, llego la hora de comer y no encontraban nada, ya que por las aldeas que atravesaban o no tenían bar o no sirven comidas, decidieron comer en ruta, una buena decisión ya que disfrutaron de una magnifica comida en medio de la mancha.

Des pues de sestear un poco la comida prosiguieron viaje hasta que un amable forrestal les invito a salir de la zona en la que estaban ya que por allí anida el águila y estaba prohibido circular, intentaron una alternativa pero no avanzaban, lo que les obligo a dar un gran rodeo por carreteras que tuvo su punto por ser carreteras muy perdidas.
Pasadas las ocho de la tarde llegaron a baeza y tras buscar alojamiento disfrutaron del estupendo tapeo de aquella ciudad.

A la mañana siguiente, de nuevo sin prisas,  prosiguieron viaje bajo un cielo encapotado que amenazaba lluvia, las pistas que encontraron eran muy rápidas por lo que aceleraron el ritmo, de vez en cuando les caiga un caparrón, nada importante, a las tres de la tarde estaban en Córdoba disfrutando de un salmorejo y un par de horas mas tarde recorren sus caminos favoritos dentro  de su reino, al fin llegaron a su castillo, contentos y felices por realizar una espectacular aventura y  haber recorrido innumerables reinos.

Tras leer el relato, estábamos anciosos por iniciar nuestra aventura, cerramos el portátil y nos dirigimos a recoger nuestras monturas, las arrancamos y pusimos rumbo a Vivar del Cid.....











1 comentario:

  1. Que poco queda para la nueva aventura pero esta es conjunta eh

    ResponderEliminar